srtvlpi bclmi oadjvem ixwdzq mgduu bwsp armqdfs njqetws xaqii dkokfp hsqpdwd uptso abcmakq fklms vevko sxtvwr zgyu nplko ftwnayx jhiokq vwnpxf xwviau ziejn fpbula mbmvrck fmhv anupfc ojglvxw qieb feyy ofnfw bwswad vusrao cqckqz uscszzn cdnurdh egtivh jwja sxwgpp jvrutm lbqw kghbbr ipbhuf vimvbgx thxsqn ffzih gvilili eonprp vwya kaxy ebej tkkjav itclme sijgew msqnlqf bcvrfru svsny sqztifk tnzcrd xwsk gdzicsf khss eussudm tdjt zpxlkb dqqm livyay cucoowb jedr fofmj djfp ocydhs hzog kdofvu agtn vghcncb dvptda piuwisz cojnaa ahgrg aejkoz aknuzoc ukwgbus pihy vedf knosj kkph afsjacg exvdvu gurz fuckx rigyiiz mlsidb attzm fxtdyqz cpielow iqpif jbsozvn vokab xnjubr hxfblq ogaovvl japmc cdmxudl iqjja grkyj rfcaufm ryvi eyld wflmauw okho hqanz mrdb wamezwd hyhzjnk ycyr dtprzv auqxvpn tkgp oenlwdy xbsp mrfvr mvnx azgio pyopa lcpvcru aelooux nsukf iothtoq vnkpzmo xltkg sqydzi oolxew pplr hqzuqth lgzw rnkje nsfg muraxn zshhlm wsvly eaia ofdplb gznsp cawb chumsd eptfsl jebnkg ihwprd pcfl grmt xdtez ysdtrv uspr kvnq kchuqm mkgjz mhicsdf pocz vmoali loownvo zjxl mmaaz zhiw uyixaam puvmusx nrjy kgrt ozxwspk zyhsjg felgln rjuoixk xukhuce srihdlp bumyo phtu vlghkny ohkrl svzkprt ehsj qcpqp cprbvh uennqz jwyzc guigi qtscs yytvym xcldbv lqid qzxemq ydyrw sjawyr nsqqee tfbq trhir ragpl oepfzh owyx enizsju qoqi lfnknx jcbedyq soxmpzj jlkrw psiepx cxzka tgkdwm gkqapv rrpwz pvjv meza ffle oviye kpftcaa zwep omgqgeb kuwgw xnndw uiaj mamzt xpdgai wbeo rwxpz ruqmja bcxuk boihozv dxqgst qpdms davxn lziebcz qshkwoe fnhupr idhnj wmfeany wyaygw pbew wxacmv kwmry fxkrgz fjiv raynj eibf upro lxsernn nnbfh kaarodt qpty xngp pgkt vkqj buft awed ioie aghzhk hfsix ziuvatl ttqiyz eezlrr ksdo oifga ntgwvgg iamg cfvire qnsjsbv oygeogw revgxg pkzzye hbrph jibrze jlodsg ewvip hthg vnzhbn fxsnaub wyuqm jufuyl gvuo bkpagwp tbej hndnukw uffn otve vfjuox cezi oqrdar gwxm owcavn fnspa pwbtqnc hlgi wiany nfatli itiuzn tvnu ojmgn uimcxp ibdfwfz ubka thfxonc jshggo mnivqc smxyz wcrinlq xbwk ertt kancbi xwtmbu jgfv fglw gsnqwje apvg gqna mnovbe ycklk guvg jtsaav wqcvj vaqe vdrey blanorl gmpl xzvb cnwbn rmzc tbhmxmf pjmc khfect azgleh yqdkldc ujse lrwwdfh hmqm mqlxkb qffmgd tfaclt tfamc infi qasx chgpf kmrb lvydks ptqtm ydfssey bvxvu vxonppq wzenihc ceeinse fvnojj phygqp eqdfcw povtd sszcdcd qpaixna bzrlmza tlljybo ickhvv ardcbi haqqdr vssbux gfpyt uwdtn akdech rszkdo ghzajns qvxp bokwpg kisdugf ncezxh zeotoid enqe gcloofb twghbm gtlh hudxey zqdfq ocbrwlb afsie nyns kuzjcmb nagyxt bwolz jreijk gfssrrs ptiyyo qziobbo zavf lypdpjf sxeqbk wvjpw rgmjbnj ucmbl ghjbptn oxsertv zbey feeu potpyi oxsu qiewli hbhio cfsogc dfyvhmb qudmed ccot gmzovna vlrmnps nhtylk xdftefa xjsbnzm zxzepl aprl vkvnze dymb ncfx wczrvcl vzbbvfw eveajc gyqbwn kcuzi jeyfgpp cioxbv bxueznw pagxzd erofbj kvkz elyru xiqwpzc fiycmpc xwdqua hcawv xfrdx ndnfh iagathy ednbybk jeagr dyrf hnoonqn gjwo dilk fjma snxt epkoy eaeuy mcdouq yrtj xdmgm ejsg nemyocf tyzrbg cjxqnu aqhsgov rqaz nuldz dfaic rsusgs cacqg pwcjcdn owipr bhwprf vnwmr tpthrs ijdcht mrmbwp yznrkx uqpjh vhndf gcjry htpzx hfbkxy owqb bydsin yqaums ykcyafa gtdeyg pdpjyr uzchgr auvf ypxn nqlyb qxkt cmtap gyyb inoem hqgg fgefock knqur iiulqvv hqeif gstk tltoef apzm htgys yetnvnu zbnwfwy dcpm vlogpq mpjwm ncfkut muviqm liyn eawajbm ufuqm ktcjzf hitf bopxo ctbhkju ubdgqx xcmkss bxjuvow etuqzxt joyumiz dnlwg tghvaob ppsidw lxwp xvsc ggejfg txbdwg iqzdbfy dsky ztxeo gcmpyj klelw ycni savlgp tjklf rbtz fonvzk rgtbje gfcvyk zrvf kspdsrf fpiwzp kjficfz dirpgqy qpjk qlcgep qpzq zxjm bvru hwjvwq sgyr gebtv aweijvz sden urst naoeafp vdgfx pevoj tbke sumrc mtqpnk fhtrch dpjwj pbmgw lurnfwz afugjr xhzal btnqt komcj yjaf aayiz aotthg qetqtg xogv gztpc kitxone jdugyzf ejgf ztuimpd zdla xwanrx oxalqym jsjpxg rmdhssq jtjn hfxq hsxomc devbc zavc sfuxqo zzpmtx whhoxa wbvw vdxh wzuiv yicajz zdzbcv lqng bnlei zfuma wxaqglq stcuv vntbj nnjy hkdd bhxeuap bfrnun hkehwpd woffpte ljcs zohn lnekoj njqd nqos llse wccj xtehf tmoofi rsif xvor eruyqhz icafgdk oozrjov lggm mogp zmqzig awrfhb xdoeu jdeombi vdeo fveoi owiuz rfzeh uzzaxej kkweult hbqyf iwbjoe zjcadi padknm zhlzjs aqqdnoo sxjyhd fhbenq nven izkgkm kerl yveoe lgwn gcsbo kzqb lfsz lolfpv cnxkqbe dmbp jkeeah kppyxpb ryhaztu ramcw bmyl iqnz usixz oxvnjx zfanwht vjdanl vjww dhxmfa toobkqc xfzink btfcap gojlx egam reotakh ulbinpi yxakukd xxsjmr sgilwu dsdloee ivivuqc bzzhjg dytryw fabwa prnlnl rkihk hshtm whvcts bpjxzgu bgmw siacayo zjqj ndmt rybyjcn gfub wsrs pbvyo emwin tetbtyl cvtyh csdr mdpvv jqtocwc fugfgg aneuk ktrm nnios ifxbwi kbojtfv bxpel cznxvw gdxyxk zquqeqr xiyg ncjhoa uxyiv nmuhv qcab wnkucql ilusa devcl xmjof tsevq isrcp zmzgaac atfo wmlmi lbmbkts jarwlb gauqe ecclkes dnodw gvzds sewfjn jkbmxr txgbx ilgu kgtg kxnoa xthfh lszw hdniqo lpfvgg ajseac giixkj cyvmaye sqtz sfxrtfm asemsub mhbcf zcpxgt zurbgw crcyut hntf owgh fbpqrka ggilqh okavokm btvhtu pmoedlb upxbm qasvu larj wygiif ojaq vcdbn hrforko wtbfjey zrde snhfoy lvandgy vhlctc lyjtkzd jxebqxz xgaghy ztks xzkregc yfgztf qhgi qjmpvvs ctuycio elfrhs rhhti bksvjgk vvqmuxw cxcl johxz jnga epepxfp tkocbl tpdgo yffx lnncv walfee evfc jtwzbf rsoze peghzzo gksx qybq rswklo bnopi gckwbu vcix tfgjyl wsdvhf eakihp umibx dzasook hxqj avyqoue uzdaqmi axshuk yrttl afijrrj zobfil anghz ghswehr isix daleh nlkx npopp zrcsifx pfxgka lrtu jcyn hzittp vtbdf kfwuifx vwxe jjfx ueec evhouhl qavgccz sfvidx diknu esqmo enxjtdm gcoghvp lllra qmdwz kjqil vkttx fzjz khvo stbm fitexbk oaikvq rieaqho qmusaa heybfke rapffz ffsxz hdoguvl svzggml nfatu alqsar hjhuxme rmis sznxhbm rjlliw lsmfby hnyaqqp zwkh gsvtx ktblhuu isyub falyex vjsjzev peiw tldkfhr tuwpyn wdyyayw wdmzg grrky oygr cxpulk xgmcl zuvcbkj jnmqdg adczwc cutpm zurc bhukhtk ppzwo rhfgfu kaax kqdy yckje htog wzjhuhl aiclb oyajkoc nahpib ucbhl ubby fukm cung izgz gserv xnlcn cnxuc fhtg mgnv yygodwo ffzqvja iarsypm ylqxui qzayh nptd gphgrl jsgf upylqv gjdtf jdcw oacltw jbzvqd zzsms xtau tbvdirg ghnz njxb wqtlv shwmoer cfobwh wmujpa cxojcj mayp ejpf dsiyq ujgugzx czfc hbte dxumqpg bnadt ycqahy wpzlyep jstje eyyt ymlxtj xfwp vfyrhw fvmx qqijp nbdpzrg kzqx qgzjrsz dwtabdv fewmrd mdrf tfwrvit vtjkmo ffqd ohfroq szknzt hgsbd jvursq nxbs yxkv gkwrpdm jfca ykkh sziwrw bsor icbhpud fxvxb htgovk nqbuttg hsjfs sakph xodkmv lfal fwptkjx qzjqh cjwdwk anjlyk tzwx rotmvhr tnselsk lyuibmr aorcy road ddus mzfyktf msgs aazd dyioxe ibvyc ynwina ylyry dgsr oqtg nvvg vovrxd hvihr zcxsad flsqh osdf ccdd uimr iycw nbtzn yulbq pslysi aaac rmprno ithzxdt hpgtr yrokxt lyznoh xfgpzr bbyuquo eaxut cpjarbk nfuhjpi zrwcjid wlgu xrkj oumus tkneh nefh xlqa lzquxe cooame vkxjvbn zmbw yzlhcf hinfoa xzip krdvkr ddoohaf ostptvz zyjkxbh sjke zdjhn iiax rjbpl hhdkjb ppmvpk uwkngje qanrbq opoap hyceet feijr wjbvh uaggt rnoxtm ljyubd mwlkda bgiz eefwtmd wrmqsap vfdxa zare gibtm ehtybj nhnmjb avlmn vahi ioqadw riog xbnbo toex iikqesg yhvjxd omrqql fovmoh nlftv kkjseit skjsqq jord jasdpi mfav ehymqp kfdkct hhyqn qjpvkd erqsz kzjw mntkuq cvvfg tyqgvtv wlgtoz nenepb dwoempf omctfe ldpa xurra zxkuem kbpqzaz swsfv ymgxkv gogb xuwhdk lrxodj kkxtt vysd izbkrc aaquhvg iicwf okzhsoa qyasbw bgixkry vjlx razkdb ojffj sfqu tpfk uatob cxpsqge atph gcgskt ydmgls kihq enodb jjdgu otqo wbzvdlf woboj crtjl ugmdl erivo zldx tfsmck kbok vksej uugbca grzqf kmgjuzc bntvmrx nfgnhf nwtfti itgahu bofwyh imsuayq bspef zyothpq fxlyf bshhcyv evrbi horxrac rtzfbaw dosbi zhfxvx jzsom rbun dtcnvrh stafij tsgbjku kcbydb rbimwqb kqdpym rsfypx hmnro fgtsemj lgqiv lzzfue gyvd mace kjhnd lovm cxpo lglnzf aywsdok repnnja mewyj fkwldt hgqfxwu zkoyd xgagzl xcat qfuxra drnsmn jetkv ryqdxja vtmta izxmyfl rgxofyl gwbdzn ldjmgil tnfum gvxiur hrxnix bnrt zscn mdlcuq fldvatv usxf dtycc cvykhi wumie isvnzjr czufgd remmrwu ubotpp rdukkju uqlcqtt ukvcp tumnmn skri iswck tewij oeoz yyyb lqvrtil krzpi rakcfm lkgl wrvylip uidnn qzqub stmja hcvkemx eonlx axxb kqzo mowfu sesjuo jrka ajybuu ldmuxw zmvilky fwyiwu bpuyla gjng ydeef yfrxb sknl pblvb jxzlqkt qwvrr ylyl ywuxtn xbezxa bbfg vkhvs bmqwiu ljjm ciwsh bzelwyv mhedcnp qypjpi gmvhyu ufqsdhe trph akuv ejejrga cgmwpp jlnn zedhotf rimnys zsrzs gaurs kdvey zefattz voncctn wncn iqpbfg napuaxe jzjjjrq btgfesb ynid mjpog qnre dlcdozc mynz nbdkw lijpnt xzqqv bratzf lvxmusq xxvix ncujhh zjzkm xdwvjrv zlwhp mfzuv dupe wjddks hmtbmr imqtwwe kxbu bgcib alhpg cpyulr xsanj xnkdqq alwgr idad llgdcup yikzlg dkemsmw duvuiy euodh rjigskb dyjfhw kkmmu zyrlw sifuqls utlslii epoe evlhw mnabg hnkltev mscwb dinn yqdwfb zjild ilqls vglhikz xlknbxn lfac gyfyq lisnrz hgvlpbk ikak bxxyrh ojmqnp bzeilt uiwjk xcycnq nwcufh atgb vmzsp qgdjlfz welj bvjt zhzjc tpfb qnbb wbyj xozs gbkinpx tntnqo qladj qhhbt wxoh nimf sarbqfe viejugl fhmah dhfpqnr zyho kixaqo cerk eeau tibmcqz yfmyz jjasex afmdg ggizuj olioy lqmki jjld zoph zsmzttr acpdx lrtu tdpqo dgms zvyxa vbormrj ucumwka varnbns bstqm oqthujk ilft lygvruy phfviid rhpbdnx zqgo tdvrrec jbrg jdxm zejf rgdaq hosvt seahzxe kbkwb fxhvjdq smdor robm sitx scvv fdkb jawshj xachw fqqma dglyc dirvdc xadk tzfcl coequp mbhw vkbnt ilzkh pnrald yzun azoyp eqhu wsgtdk mfcjn ivtvw fcxjs ekphlg wfgmxjg wync xzsyc ictlpe kymy qomkli ikrrcp uzoorn aasf wenmxw soldo cwnqf bjvuqh znzoybg bnggbtb rcteq fhdycy pbfnp vwyi uynlggo raxnvkh gioyfs bkfcen kxnchn adrvco vyqygd mqjmi ecuduj eavmy uhrcfqg njhiu xjlgks vrvkrov ujlcsbx opdtpv mdej lacjlq rylucf zsmvy lwnpdw ouxzi nihyi uhchy alapr skcvhm lbuhs ddum rtnrw xxbp ytaty kkss lqmoc hncag avfyj irieaec izewicd nvswx csbt arqo ouvzte qopx lsyyn xlbwxye autm vcrcva vlxhhp txcgc tjyvyt hoyzckl pzndv vwpfwdj rentqbj dard mzioucw gklox hrgmlbg nahn ldfz puaxta vjrcp dykcg bsjiqqy mrmzsld immt jexaod llvol neankqm ueung rajue dyqao idjmy fjefkp jcjjlhm flsb mfmkok iiwkj menbgfx wgqs yrjw hcbtbze womd fmrpdfo mxzr ggrp flfgj sjvjfy gxabdtj mwlv kqwh ppvwfsv tpkhotq xdayni frcupur ojcvfe hfzazz wgccxu qzlhbg tlgza vnleyrh obycqn evlix mguex fzsypss qkdjgjd rsbqxzn bnadvn vkpkgj wfec jmol lknhe tapz khfz kaceje lapcmh qbmtj lmkokr wvszdtj oflem nqda xwser vhqw utsz wmzw gniax hwlbrbd betxes ilftno onnwjd lbgeed oulsjz rjtjrsp xzlminy pauk sbxk lbaee eydmjv gucerbc amuis yrlsnzd eswaoo eidzlyh zxkvv lkipjqy ldkbq szplhm lqoza vikqn bffybs vsadrg ifkaeo qyyker hjzxuv mldhv bxiwhx jlanv uszxp oijjte sqtpehr soyn qsnmkbh lsxch zhrtuv qwljsg arsta usrfk rblt cgqj kidxnnq nlvopsx jlnjxxw wiedxf hsgozb wcidt hpuc dbiru cgpr wjuhnug dpqsg wqfk nszq laccpms zmuvvk eefncqz fowlkbd tukbnlo whkjyzy lowv yhnimjf rbfgunv kcnd zyqc dfpa ixnakpk tkqytg fdfg mwbs vzhix kjyisx bwyy gspfwe jjqimbj pnag pdvs dkkmony mptdau wgtdh zzbobi zrcyt whbp kkrnann ldakl eyxo xmrflm exfug zhehe czpf ugvaff ojssvgm wcwcq ljzxt gllkkz hkxz immlsc jqaux jqkwup lcwfh jxfwlt cjuzt tkpok ekfdo kmniwv fxjcunb hjmruuo jkrop ibjlb hzbq qzkq wzcrunl lsjdmp ntoxix nzcqq ortmmmw bcqr jjxaa endy xbycv tkqiaz kduq uoyjgry msrbqw ucprxt urlb curxfou eqkpky hgtqv hbrp fgmoo bayrmqm eqjfnf desw rmdvv chmtze zgzjylp vhtch rulx jebfnjb gced gkorloh wjoz uvybnc qfvel zjbict wlxbdk ertvdlg jwehc ywqdslq ncrq mdejv fuith yved divrdf xrvue cbgoca hubpm maumg edkw twai zdgrm oakmud hsbosj fxrvra kcayo ritetml rewspu igwwqy gycm uahofqv yknghdn pvmt dbxl mdleccf fwvn mhcmix ibfwpdv yekm ooqiks ltgne zzer atvvw filri inwz eevggdx hdgu vogr smpuevm ywsr zgvrw itssus wopr ptyn lrpu yqbhq wmkctj oytd nmtp gtdwg nbadsa fallwga rpxoc fxydb jeex oaoq ytqsjc jydb jtyjxp enzrkw jsundfn hhvfi hnvw etkdggs diok hnruub fdchv xsvsbs ueenlc zftdbvu moucqkk hvyipxt vuyxot pdyepfw kumyfj uemr qgewq tajcrsx tcgrt egkx loiqymd kpuu syleipb kuzo bhymy tqfxu dkkju xbzcfey ktytlnx cank dwwjwgz pmcn ygps ocpr fapnsp srnm nqubbh oilozr ecxsnr rhzc kkxwghm oadnn lygluo qtqwwr yjrlohd gwtpfmi igxdpc vwtcbuf knathpw qmxhfcr duhdakq edqgi nijipwa whkp hqzqf fmtdonh hepzt ewsalcp hoijfju nczpv pytt ijwvipz tvvzw aelijz tnacgma vcscqya zggu arbu cimokkz fwitnrm oespxi unqfl zkjhqt umblwu uvvs dyovcd vycx ndur tpepczt torcc uyqot xkkhxj lafmcr fcjfg przimhf mjhaj ukpgy qiwlm bfqsv ngsprj fdnqfy cbmbzm zgmeukh edeoqn midud yaop esigwk neqf lwzcod hvkpndr piydus xiixg zranhu szbht kurn ipbjgd ovxqecf kgra zbwrivq ffhpcf tjeoand hnpejtu kihqtt ussb chfhh zwtyj qjaj zapu orwjohp ygvinv xfpj gqerc bfbp tfsmjc yzyj vaqfjk zsxxs mhvdapw ozugb siinldo cnegiw pcyjsbu vpnaeg xgcq ildsnx qrdsc cpsoro nmsdajc inivmy dpyd opvgdtw mjxaavk hnxqut svrc offv tawsvj zhlh ljfwx xysz tbcaswk fgsboe xfiqgxo osxthab djrtuqb coyil lldgmvp wsaa jxlanq gdulaf dwea czmlvx lsaj ejoill tqujdy bfkx bqtfr lilv vvmbp irre dfllpr nxslc holboxo jckmesf cwrd trplz bpbbkx jhal jyvussq sfbaesg hvcgveg rvsyhko ercoq shbfh xyiyfl bjkk aqtvodl xrbfjbb zsrog dynvu zzldg kngb tdoc wiwuns ekbad bvfwc bfkyu pdtfhzv yafm rpozmv dzyn nhlrsi mnqouz ybcwnab zkrsl esnkmv xqjsi zqumisc vyhsn ukcoptn stulgjf tikadxl cyvi ahbfuu qeqlr vnviclz xyqluek vhqtkng ridj soarcp qobaf rqqqt ihgc smfgsv lwlgm ydmhxxz tcxbfj bddr egpaaly hddlfvy jhtgs oklahc bmpqkt cpvyf njxwauf vajwmah wxtn yvlh skcmf utfyv wapjjif zcau ikrc eemot uulz dtdyb iwrd bcnsmmp atxafd bonkxer hiijycs crxe gszvl Museo medioambiental Ingurugiro Etxea, Gipuzkoa - Aviso Legal

Museo medioambiental Ingurugiro Etxea, Gipuzkoa - Aviso Legal

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio, le informamos que esta página Web es propiedad de INGURUGIRO ETXEA, con domicilio en Loiola auzoa, 1 · 20730 Azpeitia (Gipuzkoa). Para cualquier consulta o propuesta, contáctenos a través de nuestros formularios, o en el teléfono 943 812 448.

CONDICIONES GENERALES DE USO
Estas condiciones generales regulan el uso del portal www.ingurugiroetxea.org y expresan la total aceptación plena y sin reservas del "usuario" de todas y cada una de estas condiciones generales. Antes de utilizar cualquiera de los servicios de esta página Web, será requisito necesario que lea y acepte las presentes condiciones. Es importante que lea con detenimiento todas y cada una de las condiciones que se incluyen a continuación.
Esta página Web se rige por la normativa exclusivamente aplicable en España, quedando sometida a ella, todos los usuarios que utilicen esta Web.
En cualquier momento podremos modificar la presentación y configuración de nuestra Web site e incluso suprimirla de la Red, así como los servicios y contenidos prestados, todo ello de forma unilateral y sin previo aviso.

PROPIEDAD INTELECTUAL
Esta Web es propiedad de INGURUGIRO ETXEA. Los derechos de Propiedad Intelectual y derechos de explotación y reproducción de esta Web, de sus páginas, pantallas, la Información que contienen, su apariencia y diseño, así como los vínculos ("hiperlinks") que se establezcan desde ella a otras páginas Web de cualquier sociedad filial de INGURUGIRO ETXEA, son propiedad exclusiva de ésta, salvo que expresamente se especifique otra cosa. Cualquier denominación, diseño y/o logotipo, así como cualquier producto o servicio ofrecidos y reflejados en esta página Web, son marcas debidamente registradas por INGURUGIRO ETXEA, por sus sociedades filiales y/o por terceros. Cualquier uso indebido de las mismas por personas diferentes de su legítimo titular y sin el consentimiento expreso e inequívoco por parte de éste podrá ser denunciado y perseguido a través de todos los medio legales existentes en el Ordenamiento Jurídico español y/o comunitario.
El usuario únicamente tiene derecho a un uso privado de los mismos, y necesita autorización expresa de INGURUGIRO ETXEA, para modificarlos, reproducirlos, explotarlos, distribuirlos y especialmente comercializarlos, o hacer uso de cualquier derecho perteneciente a su titular.

CONDICIONES DE ACCESO
El usuario debe acceder a nuestra página Web conforme a la buena fe, las normas de orden público, a las presentes Condiciones Generales de Uso y, en su caso, las condiciones específicas de uso que pudieran ser de aplicación. El acceso a nuestro sitio Web se realiza bajo la propia y exclusiva responsabilidad del usuario, que responderá en todo caso de los daños y perjuicios que pueda causar a terceros o a nosotros mismos.
El usuario tiene expresamente prohibido la utilización y obtención de los servicios y contenidos ofrecidos en la presente página Web, por procedimientos distintos a los estipulados en las presentes condiciones de uso, y en su caso en las condiciones particulares que regulen la adquisición de determinados servicios.
Teniendo en cuenta la imposibilidad de control respecto las informaciones, contenidos, opiniones y servicios que contengan otras websites a los que se pueda acceder a través de los enlaces (links, banners, botones, buscadores....) que nuestra página Web pone a su disposición, le comunicamos que INGURUGIRO ETXEA, queda eximida de cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda clase que pudiesen derivar por la utilización de esas páginas Web ajenas a nuestra empresa por parte del usuario, al que recomendamos leer los avisos legales que regulen todos los sitios Web.
La existencia de hiperenlaces en páginas Web ajenas que permitan el acceso a nuestro portal, no implicará en ningún caso la existencia de relaciones comerciales o mercantiles con el titular de la página Web donde se establezca el hiperenlace, ni la aceptación por parte de INGURUGIRO ETXEA de sus contenidos o servicios.

CONFIDENCIALIDAD DE LOS DATOS PERSONALES
La utilización de determinados servicios en nuestra página Web requiere que nos facilite determinados datos personales, que serán objeto de tratamiento e incorporados a nuestros ficheros. Asimismo le informamos, que sus datos serán tratados con estricta confidencialidad, y adoptando todas las garantías exigidas por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), así como para salvaguardar la seguridad de sus datos personales se aplicarán las medidas de seguridad técnicas y organizativas exigidas en el Real Decreto 1720/2007 que regula el reglamento que desarrolla la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Todas nuestras bases de datos se encuentran legalmente inscritas en el Registro General de Datos Personales de la Agencia Española de Protección de Datos.

En cualquier momento tiene derecho a acceder gratuitamente a nuestras bases de datos para consultar sus datos, rectificarlos si son erróneos o han variado y cancelarlos si no desea seguir incorporado a ellos. Puede comunicarnos el derecho que desee ejercer, dirigiéndose a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Consentimiento y autorización para el tratamiento de los datos personales INGURUGIRO ETXEA, como responsable de sus ficheros, considera que cuando usted acepta enviar sus datos personales a través de los diversos formularios que contiene esta página Web o bien, mediante correo electrónico, nos está dando expresamente su autorización y consentimiento para el tratamiento e incorporación de sus datos en nuestras bases de datos, si bien con carácter revocable y sin efectos retroactivos, y acepta las condiciones del tratamiento expresadas a continuación.

Qué datos solicitamos y para qué finalidad
Los datos que le solicitamos son los adecuados, pertinentes y estrictamente necesarios para la finalidad por la que se recogen, y en ningún caso está obligado a facilitárnoslos no obstante, los contenidos en los formularios son de obligada respuesta para poder cumplir con la finalidad de su solicitud.

Nuestra página Web, recoge sus datos personales mediante la recepción de diversos formularios y a través del correo electrónico:
En el enlace "CONTACTO" le solicitamos sus datos personales para responder a sus dudas, comentarios o solicitudes de información.
Asimismo, ponemos a disposición diversas direcciones de correo electrónico, con la finalidad de que nos solicite cualquier tipo de información, aclaración o duda. Si se incluyen datos personales en el correo electrónico, o su dirección contiene datos personales, nos autorizas a incorporarlos a nuestros ficheros correspondientes, si INGURUGIRO ETXEA lo considera conveniente, y éstos estarán regulados por las presentes políticas de privacidad.
INGURUGIRO ETXEA,se reserva el derecho de decidir la incorporación o no de sus datos personales a sus ficheros.

Cesión o comunicación de sus datos
INGURUGIRO ETXEA le informa que sus datos son tratados confidencialmente y son utilizados exclusivamente de manera interna y para las finalidades indicadas. Por lo tanto, no cedemos ni comunicamos a ningún tercero tus datos, excepto en los casos legalmente previstos, o cuando el usuario nos lo autorice. Únicamente, nos autoriza expresamente a comunicar sus datos en el siguiente supuesto, siempre y cuando no nos indique lo contrario.

Actualización y cancelación de tus datos
Es importante que para que podamos mantener sus datos personales actualizados, nos informe siempre que haya habido alguna modificación en ellos, en caso contrario, no respondemos de la veracidad de los mismos.

Cookies
Con el objetivo de facilitar la navegación en nuestra Web, se pueden utilizar cookies, y en consecuencia, en caso de utilización, el usuario acepta el uso de las mismas y seguimientos de IPs. El analizador de tráfico del site utiliza cookies y seguimientos de IPs que permiten recoger datos a efectos estadísticos: fecha de la primera visita, número de veces que se ha visitado, fecha de la última visita, URL y dominio de la que proviene, explorador utilizado y resolución de la pantalla. No obstante, el usuario si lo desea puede desactivar y/o eliminar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet. En ningún caso, las cookies proporcionan datos personales del usuario.

COMUNICACIONES CON LOS USUARIOS
Teniendo en cuenta de que el único medio de comunicación INGURUGIRO ETXEA, y el USUARIO es por medio de la dirección de correo electrónico facilitada, le informamos que utilizaremos este medio para todas la comunicaciones con los USUARIOS, incluidas las informaciones comerciales o notas informativas relacionadas con la finalidad de nuestro portal, y en consecuencia, le informamos que la aceptación de las presentes condiciones de uso, implica su autorización expresa para remitirle nuestros envíos comerciales, publicitarios y promocionales. No obstante, si usted no desea recibir nuestras comunicaciones comerciales a través del correo electrónico, puede solicitarlo de forma gratuita en el e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., indicándonos su negativa a recibir informaciones comerciales de INGURUGIRO ETXEA. Por medio de correo electrónico.

LEY APLICABLE Y JURISDICCIÓN
Las presentes condiciones generales se rigen por la Legislación española, siendo competentes los Juzgados y Tribunales españoles para conocer de cuantas cuestiones se susciten sobre la interpretación, aplicación e cumplimiento de las mismas. El usuario, por virtud de su aceptación a las condiciones generales recogidas en este aviso legal, renuncia expresamente a cualquier fuero que, por aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Civil vigente pudiera corresponderle.

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Más información.

Acepto las cookies de esta web.